Categoría: trabajo comunitario

De hoyos en el sistema, cercos virtuales y cercos militares

Necesitamos volver a las pequeñas comunidades. Donde la gente no se encuentre perdida en los mediocres promedios de las grandes redes donde cabe todo. Allí donde las ideas florecen.

“We need to go back to smaller communities. Where people aren’t lost in the mediocre averages of large networks. That’s where ideas flourish.” The Facebook experiment has failed. Let’s go back.

Combinando esta crítica a FB (no se puede arreglar, es una característica fundamental), con la idea de los “Hoyos en el sistema“, deberíamos comenzar a desarrollar aplicaciones (sí de FB, no hay modo de hacer hoyos en la tierra si no te paras sobre ella, ni de hacer un hoyo a FB más que desde dentro), que acerquen a la gente por acá hacia nuestros sitios y seguir la discusión y la colaboración allí. No al revés, llevando a la gente de nuestros sitios hacia FB porque no hay modo en que puedan aportar nada allí.

Me acerqué a los medios libres después de la derrota llamada #atencazo donde falló la táctica y la estrategia: no se lleva a gente en camiones a donde el cerco ya está tendido, el chiste es romper cercos, no meternos en ellos. En los medios libres encontré el cyberpunk y el sentido de tratar con nuestro arte de abrir oasis en medio del desierto. Así que no lo veo lejos, en que podamos recuperar el dinamismo de los medios, en nuestros sitios en lugar de seguir alimentando la máquina de vender mentiras.

“Mientras Google proactivamente trata de reducir el alcance de estafadores que usan ‪#‎SEO‬ para vendernos basura, Facebook estimula conducta que reduce la calidad de los contenidos de la red en su conjunto”.

While Google actively tries to thwart SEO scamsters, Facebook encourages behavior that reduces the overall quality of content on the network.

https://www.youtube.com/watch?v=EGsuiPlNj3o

¿Donde estás Chava Flores? Para que nos hagan una nueva rola: “¿A qué le tiras cuando sueñas con privacidad Facebookero?

¿Y qué decir de las cuentas que cada rato les bloquean a organizaciones de compañeros? ¡Censura! Se apresuran a exclamar, pero no: está en las condiciones del contrato que firmaron. Eso nos pasa por seguir el camino “fácil” de que cada quién se rasque con sus uñas en lugar de apoyarnos en hacer medios integrados, medios que nos comuniquen, no que nos mediaticen.

Anuncios

Medios libres visitan medios lúdicos, parte I

Hay mucho que los medios libres necesitamos aprender para nuestros sitios de los videojuegos, y lo más importante no son sus colores o mecánicas de emulación de física de partículas o de puntos, ni mucho menos los estereotipos acerca de l@s gamers.

Me refiero a esa parte que mucho se dice de que necesitamos ser más lúdicos, pero como dicen los cómicos, eso cuesta mucho trabajo. Claro que no se trata de usar solamente las máquinas, pero si las vamos a usar, usémoslas lo más creativa y “gananciosamente” posible, y me refiero a las ganancias que puede obtener la gente al participar en un medio libre: psicoemotivas, sociales, que no económicas, sin duda. Y no me vengan con eso de la “nobleza desinteresada“, no hay nada desinteresado en los valores de la nobleza. El que siembra lo hace para cosechar, claro se puede regar la semilla sin ton ni son, pero ni la semilla ni el tiempo ni la energía de la gente son ilimitadas y quienes sostienen una base de apoyo lo saben perfectamente. De hecho el trabajo satisfactorio es de lo más lúdico que puede haber y así como no me refiero a los valores del feudalismo, tampoco a los burgueses de que “el trabajo es su propia recompensa”.

Entonces, no tiene ningún sentido a la larga, pensar solo en términos de eficiencia de los servidores, ni tampoco nada más de las funcionalidades que compartiríamos las usuarias de un sitio cuando no se trata principalmente de leer código, como subir imágenes, textos, saludar a las compas o entablar una discusión. Por eso son pocos los resultados (en términos de cuánta gente se siente parte y hace suyos los sitios), que se obtienen de cambiar cada rato de tema, y preocuparse muy poco o nada del input que la gente ofrece acerca de la experiencia de visitar los sitios, o de sus contenidos. Cuando la gente no se siente parte, el fenómeno suele ser “votar con el pie”.

Crear o rediseñar un nuevo sitio no debería ser como diseñar un cartel o la portada de un libro o la caja del juego. Con todo y lo valioso que son estos diseños de forma al presentar una idea, las webs o aplicaciones pueden llegar a ser conjuntos de experiencias, no solo de la gente que produce el medio, sino también la diversidad de gente que queremos se involucre. Claro, si pensamos en diversidad de gente y en involucrarlas y no solo tener los sitios como “autopublicarnos sin pedir permiso”. Para lo último ni sitios faltan, con un blog en tumblr basta, y es algo válido y necesario pero no lo único ni lo más tejedor de complicidades, como una amiga estudiosa de los medios libres dice.

Crear un sitio para un medio libre y comunitario, debería ser más como la producción de un videojuego, el diseño del concepto, la historia y la experiencia general son lo principal y de ahí se desprende donde van los botones o que colores le ponemos. El éxito es cuando todas las partes de la función y la forma colaboran y crean un conjunto de experiencias memorables y valiosas: diseño visual, diseño de interacciones, el flujo que experimentará cada usuaria y por supuesto, eso a fin de cuentas lo más importante en términos de educación popular: que la gente tome parte y no solo reproduciendo mis materiales, sino que todos compartan sus experiencias y sus saberes. Por esto nos encanta Facebook, en contraparte, es dramática la falta de aportaciones de gente que no sea el admin del blog, en muchas de las páginas de wordpress.com regadas por ahí. Claro, las redes de todas maneras se tejen por aquí y por allá, pero creo que los afanes de los encuentros y las adscripciones tienen que ver con la necesidad de la gente de unirse y ponerse de acuerdo, de que no andemos todos desperdigados, como dice León Chávez Teixeiro.

Entonces, en el diseño de un sitio lo más importante es como estimular a que la gente contribuya, ¿qué elementos en nuestros sitios harían que la gente regrese y se comprometa a seguir “jugando su papel” o incluso “subir de nivel”?

Hermanos trabajando juntos en resolver un Puzle de GCompris.

A orillas del lago de Texcoco…

… o lo que queda de este: http://goo.gl/maps/fZBZT en Chimalhuacán, Estado de México. Tengo muchas expectativas del trabajo que comienza con ASBIS, como profesor del aula de informática, aunque espero ir impulsando el trabajo del centro comunitario y la asociación de forma más amplia.

Hasta el momento, la visión de la asociación me parece muy coincidente con los propios objetivos del proyecto Educar en Libertad. Muy importante sobre todo la idea de la directora de impulsar el centro no como una escuelita de regularización sino a través del aprendizaje significativo, incidir en el mejoramiento cabal de las perspectivas y planes de vida de los chavos con los que trabajamos.

Y bueno esto está como un quelite recién salido de la tierra, tiernito y en ciernes mucho por venir, pero ya iré compartiendo todo lo que pueda por acá, de momento les dejo algunas fotos de mis niñ@s explorándonos mutuamente, conociendo nosotros lo que les interesa y ell@s de mí el trabajo con software libre con un estilo de trabajo más o menos dialógico (no diría pedagogía, eso ya lo aprenderé con una nueva colaboración que vendrá en próximas semanas).

Sin más palabras, conociéndonos con ayuda del GCompris, nótese la expresión de los rostros de l@s chavit@s: