Categoría: edusol

Medios libres visitan medios lúdicos, parte I

Hay mucho que los medios libres necesitamos aprender para nuestros sitios de los videojuegos, y lo más importante no son sus colores o mecánicas de emulación de física de partículas o de puntos, ni mucho menos los estereotipos acerca de l@s gamers.

Me refiero a esa parte que mucho se dice de que necesitamos ser más lúdicos, pero como dicen los cómicos, eso cuesta mucho trabajo. Claro que no se trata de usar solamente las máquinas, pero si las vamos a usar, usémoslas lo más creativa y “gananciosamente” posible, y me refiero a las ganancias que puede obtener la gente al participar en un medio libre: psicoemotivas, sociales, que no económicas, sin duda. Y no me vengan con eso de la “nobleza desinteresada“, no hay nada desinteresado en los valores de la nobleza. El que siembra lo hace para cosechar, claro se puede regar la semilla sin ton ni son, pero ni la semilla ni el tiempo ni la energía de la gente son ilimitadas y quienes sostienen una base de apoyo lo saben perfectamente. De hecho el trabajo satisfactorio es de lo más lúdico que puede haber y así como no me refiero a los valores del feudalismo, tampoco a los burgueses de que “el trabajo es su propia recompensa”.

Entonces, no tiene ningún sentido a la larga, pensar solo en términos de eficiencia de los servidores, ni tampoco nada más de las funcionalidades que compartiríamos las usuarias de un sitio cuando no se trata principalmente de leer código, como subir imágenes, textos, saludar a las compas o entablar una discusión. Por eso son pocos los resultados (en términos de cuánta gente se siente parte y hace suyos los sitios), que se obtienen de cambiar cada rato de tema, y preocuparse muy poco o nada del input que la gente ofrece acerca de la experiencia de visitar los sitios, o de sus contenidos. Cuando la gente no se siente parte, el fenómeno suele ser “votar con el pie”.

Crear o rediseñar un nuevo sitio no debería ser como diseñar un cartel o la portada de un libro o la caja del juego. Con todo y lo valioso que son estos diseños de forma al presentar una idea, las webs o aplicaciones pueden llegar a ser conjuntos de experiencias, no solo de la gente que produce el medio, sino también la diversidad de gente que queremos se involucre. Claro, si pensamos en diversidad de gente y en involucrarlas y no solo tener los sitios como “autopublicarnos sin pedir permiso”. Para lo último ni sitios faltan, con un blog en tumblr basta, y es algo válido y necesario pero no lo único ni lo más tejedor de complicidades, como una amiga estudiosa de los medios libres dice.

Crear un sitio para un medio libre y comunitario, debería ser más como la producción de un videojuego, el diseño del concepto, la historia y la experiencia general son lo principal y de ahí se desprende donde van los botones o que colores le ponemos. El éxito es cuando todas las partes de la función y la forma colaboran y crean un conjunto de experiencias memorables y valiosas: diseño visual, diseño de interacciones, el flujo que experimentará cada usuaria y por supuesto, eso a fin de cuentas lo más importante en términos de educación popular: que la gente tome parte y no solo reproduciendo mis materiales, sino que todos compartan sus experiencias y sus saberes. Por esto nos encanta Facebook, en contraparte, es dramática la falta de aportaciones de gente que no sea el admin del blog, en muchas de las páginas de wordpress.com regadas por ahí. Claro, las redes de todas maneras se tejen por aquí y por allá, pero creo que los afanes de los encuentros y las adscripciones tienen que ver con la necesidad de la gente de unirse y ponerse de acuerdo, de que no andemos todos desperdigados, como dice León Chávez Teixeiro.

Entonces, en el diseño de un sitio lo más importante es como estimular a que la gente contribuya, ¿qué elementos en nuestros sitios harían que la gente regrese y se comprometa a seguir “jugando su papel” o incluso “subir de nivel”?

Anuncios

Haskell para niños: Lección 1.

¡Y arrancamos!

Gracias de nuevo a toda la gente que apoyó este proyecto y se acercó a ser parte. El día de hoy, impartí mi primera clase presencial de Haskell, ¡y ha sido una maravilla! Esta es mi primer relatoría semanal.

Primero: presentaciones.

Ya que hay varios niños en esto, ¡lo primero es presentarnos!

* Yo. Mi nombre es Chris Smith, y estoy impartiendo la clase de programación en la pequeña escuela de Vermijo donde todo esto comenzó. Soy un gran fan de Haskell, ¡y estoy emocionado de compartirlo con gente nueva!

Chris Smith

* Sue. Sue Spengler es “fundadora, maestra principal, supervisora, custodia, secretaria y señora del comedor” de la pequeña escuela de Vermijo. La escuela es su proyecto, y está haciendo cosas realmente sorprendentes. Tuve que hurgar para encontrar una foto, ¡así que espero que a ella le guste esto!

Sue Spengler

* Mis estudiantes locales. Los chicos de la clase de hoy son Grant, Sophia, Marcello e Evie (espero escribirlo bien). Voy a pedirles que se presenten en los comentarios en este blog, de modo que pueden buscarlos allí.

* Todos los demás. Cualesquier otros niños que estén tomando la clase, por favor preséntense en los comentarios también. Pueden decir ¡Hola! y si les gustaría, pueden enlazar un video o una imagen.

Espero que todos tomen el tiempo para dejar sus comentarios y saludar a los demás. Aprender cosas es mucho más divertido cuando se habla con otras personas.

El plan

Vamos a hablar de hacia donde vamos, a saber:

  1. Escribir programas de computadora para trabajar.
  2. Hacer cambios a nuestros programas para darles movimiento a las imágenes.
  3. Crear un juego de su propia elección.

¡Esto se llevará el año entero! Porque esta clase no se trata solamente de memorizar algo acerca de un programa específico: se trata de ser creativas, probar cosas y lograr algo de lo que te sientas orgulloso. Por lo que habrá un montón de tiempo libre para jugar y probar ideas diferentes en tus programas. Estamos aprendiendo con el lenguaje de programación Haskell, pero en realidad, la clase es más sobre estar en control de tu computadora y diseñar y construir algo realmente bueno desde el principio, no solo recordar algunas cosas acerca de Haskell.

Estructura de las computadoras y la programación.

Lo primero de lo que se habló es sobre que es un programa de computadora, y como las cosas encajan entre sí. Esta es la pizarra en la que estuvimos trabajando:

pizarra de clase 1

Algunas de las ideas de que hablamos:

  • Cómo funciona una computadora. La parte principal del equipo se compone de un dispositivo que sigue las instrucciones (la “CPU”) y un dispositivo que recuerda información (“memoria”).
  • El lenguaje de la máquina. ¡El equipo no habla inglés, por supuesto! Sigue las instrucciones en un lenguaje llamado “lenguaje de máquina”. Este idioma lo entiende muy fácil el equipo, pero es muy, muy difícil escribir programas en este lenguaje.
    (La “CPU” tampoco entiende español, portugués, etc. lenguajes “naturales” para el caso pues. -N. del T.)
  • Compiladores. En lugar de escribir nuestros programas en lenguaje de máquina, las escribimos en otros idiomas, y luego la computadora los traduce para nosotros[, al lenguaje que éstas pueden entender]. El programa que hace esto se llama compilador.
  • Algunos lenguajes de programación. ¡Tenemos varias opciones al elegir el lenguaje de programación que podemos utilizar para escribir programas de computadoras! Hablamos en la clase de algunos lenguajes de los que los niños han oído hablar: Java, C, C++, Objective C, JavaScript, Java y Smalltalk -¡sí, Marcello había oído hablar de Smalltalk! Quedé muy impresionado. El idioma que estamos aprendiendo en esta clase se llama Haskell.
  • Bibliotecas. Las bibliotecas son piezas para los programas, que otras personas han escrito para nosotros, y así no tenemos que empezar de cero. Pasamos algún tiempo imaginando todos los pasos necesarios para lo que podríamos considerar cosas muy fáciles de hacer con un ordenador. Por ejemplo, de todos los pequeños pasos en la presentación de una ventana en la pantalla… ¿Cuántos círculos, rectángulos, líneas, letras, etcétera; pueden encontrarse en una ventana en la computadora? Las bibliotecas le permiten a alguien describir cosas más directamente para no hacerte repetir todos los pasos cada vez.

[En esta primera clase] hablamos de como vamos a utilizar:

  1. Un lenguaje de programación llamado Haskell.
  2. Una biblioteca llama Gloss (“brillo” -N. del T.).

A jugar

En este momento, todos utilizaremos un sitio web para escribir algunos programas simples de computadora usando Haskell y Gloss. El sitio web es:

http://dac4.designacourse.com:8000/

Empezamos con algunos programas muy simples, como las siguientes:

¡Tu primer círculo!


import Graphics.Gloss
picture = circle 80

¡Ahora un rectángulo!


import Graphics.Gloss
picture = rectangleSolid 200 300

¡Muestra unas palabras!


import Graphics.Gloss
picture = text "¡Hola!"

Todos estos programas tienen algunas cosas en común:

  • La primera línea de cada uno de estos es import Graphics.Gloss.
    Esto le dice al compilador que desea utilizar la biblioteca Gloss para crear imágenes. Sólo se tiene que escribir una vez y debe estar al comienzo de tu programa.
  • Todos ellos dicen picture = ... .
    Esto se debe a que el trabajo de nuestros programas es hacer una imagen y lo llaman así (picture es imagen, en inglés). El sitio web que estamos utilizando crea esta imagen, del modo como definimos que debe ser y la presenta para nosotros. Hablamos de como en el futuro, podemos definir otras cosas, con otros nombres, pero por ahora, estamos bien con sólo decirle al compilador lo que la imagen debe ser.
  • Después de el signo de “igual a”, describimos la imagen que queremos dibujar. Hay varios tipos de dibujos ¡y hemos visto ya tres de ellos! Todos los tipos de dibujos que podemos crear son parte de la biblioteca Gloss.
  • A excepción de la última, todos utilizan medidas. Por ejemplo, el 80 en el primer ejemplo es el radio del círculo (la distancia desde el centro hasta el exterior). Puedes crear un círculo más grande con un número mayor y un círculo más pequeño con un número menor. Y es igual con la base (el ancho) y la altura del rectángulo.

Hubo problemas para algunas personas utilizando el sitio web. Si estás teniendo problemas, puede que tengas que asegurarte de que tienes una nueva versión de tu navegador web. Además, el sitio web no funciona con Internet Explorer… de modo que mejor trata con Chrome, Firefox, Opera o Safari. No te preocupes demasiado con el hecho de que un navegador no entiende bien, pronto instalaremos el compilador de Haskell en tu propia computadora, y ¡ya no tendrás que ir al sitio web para ejecutar tus programas! Sólo estamos por ahora con el sitio web para empezar a experimentar inmediatamente.

¡Dibujando más de una cosa a la vez!

En este momento, los niños se preguntaban si se puede dibujar más de una forma a la vez. ¡Sí puedes! Para dibujar más de una cosa, utilizamos la palabra pictures (el plural de picture -imagen-, es decir, imágenes). Por ejemplo:


import Graphics.Gloss
picture = pictures [
circle 80,
rectangleWire 200 100]

Observa lo que hicimos:

  • La palabra ahora es “pictures” (imágenes).
  • Abrimos con un corchete una lista.
  • La lista de imágenes, separando con una coma cada imagen de la siguiente.
  • Cerramos con un corchete la lista.

Hablamos de como ayuda separar en líneas distintas el programa de vez en cuando. Lo único de lo que se debe tener cuidado es que cuando colocas una nueva línea, tienes que poner unos pocos espacios al inicio (una sangría). ¿Ves como en la segunda y tercera líneas de la parte de donde definimos las “imágenes” -pictures- se aplica un poco de sangría?

Cambiando tus imágenes

La biblioteca Gloss te ofrece también algunas maneras en que puedes cambiar las imágenes.

Puedes cambiar los colores con la palabra “color”.


import Graphics.Gloss
picture = color red (circleSolid 80)

Observa que escribimos “color”, el nombre del color que queremos y luego la imagen que se dibujará, entre paréntesis. ¡Los paréntesis son importantes! Sirven para lo mismo que en matemáticas, se toma esa parte entera, como una sola “cosa” (en este caso, una imagen).

Hablamos de que colores conoce Gloss. Esta es la lista: negro, blanco, rojo, verde, azul, magenta, amarillo, cian, rosa, naranja, amarillo verdoso, aguamarina, azul y violeta. Sue recordó un color de nombre extraño, preguntó -¿Conoce el chartreuse? Sí, lo conoce. ¡Vaya suerte!

También podemos trasladar los dibujos (trasladar, o sea, cambiar de lugar).


import Graphics.Gloss
picture = translate 100 50 (rectangleSolid 50 50)

Trasladar (o translate en inglés), quiere decir que algo se mueve a la izquierda, derecha, arriba o abajo. El primer número es hacia donde se mueve a izquierda o derecha; los números positivos significan cuantos pasos a la derecha, los negativos a la izquierda. El segundo número es la distancia hacia arriba o hacia abajo; números positivos hacia arriba, números negativos hacia abajo.

Ten en cuenta que en Haskell, tienes que escribir los números negativos entre paréntesis. Si escribes “translate -100”, Haskell entiende que intentas restar 100 de “translate”. No sabe como se puede restar un número de un verbo -ni lo sé yo tampoco- por lo que se da por vencido. Tienes que escribir “translate (-100)”; encerrando el número negativo entre paréntesis.

También se pueden voltear de lado las cosas. El verbo que se usa es “rotar”. Veamos como dibujar un rombo.


import Graphics.Gloss
picture = rotate 45 (rectangleWire 100 100)

Gira las formas los grados que indiquemos. Recuerda que 360 grados quiere decir lo mismo que dar una vuelta entera quedando igual que en el punto de partida, ¡de modo que no hace nada! 45 grados es la mitad de un ángulo recta. ¿Ves por qué ahora queda como un diamante?

Y lo último que puedes hacer es estirar la imagen. El verbo es “escalar” (scale en inglés).


import Graphics.Gloss
picture scale 2 1 (circle 100)

Dibujamos así, una elipse, que es como un círculo, pero de diferente ancho que de alto.

¡No te preocupes si todo esto no tiene sentido todavía! Vamos a pasar mucho tiempo jugando con la forma de poner todo esto junto. Ahora mira como quedo la pizarra después de todo esto.

Hora de los experimentos.

Pasamos un montón de tiempo con cada uno haciendo sus propias formas y dibujos o cualquier cosa que se les antojase. La mejor forma de estar más cómodos con todo esto es jugar con ello. ¡Haz montón de pequeños cambios y mira que ocurre! Intenta adivinar que pasará, y luego haz la prueba de si acertaste o no.

Éstas son algunas de las fotos de las chicas con sus proyectos:

Sophia e Evie muestran dos círculos lado a lado. ¡Estos en algún momento se convirtieron en los ojos de una cara!

Este es Grant con su rombo, aunque se vio aún mejor después de que lo estiró un poco por ambos ejes.

Este fue el dibujo de Marcello, ¡centrando la palabra en el círculo tomó mucho tiempo! Si lo intentas, notarás que el texto no queda centrado automáticamente como las otras figuras, de modo que Marcello lo intentó y falló muchas veces con “tranlate” para lograr poner la palabra en medio del círculo.

¡Y ésta es Sophia muy emocionada de lograr poner los dos ojos en los lugares correctos!

Tu misión

Tu misión, si decides aceptarla… ¡es planear y crear un dibujo de algo que te interese! Tal vez es solo un pez, un jardín, una estación espacial, un dragón… sólo asegúrate que puedes dibujarlo con rectángulos y círculos de diferentes colores, y moviéndolos, girándolos o estirándolos. Aquí en la pequeña escuela (de Vermijo) estaremos trabajando en esto por algunas clases más de ésta y la próxima semana.

¡De modo que pasa algún tiempo con ello y ven con algo de lo que te sientas orgullosa la semana siguiente!

Haskell para niños

Dejemos que el autor de esta iniciativa nos presente la idea en sus propias palabras:

Introducción a Haskell para niños (fragmento).

¿Haskell? ¿En serio?

Sí, elegí Haskell como lenguaje de programación. Eso será controversial, por supuesto, pero creo tener buenos argumentos.

¡Es algo tan emocionante! Pienso que va mucho más allá de un puñado de detalles técnicos: es esencial que alguien que va a enseñar, hacerlo con algo que te apasione, y pasar esa emoción a los demás.

La biblioteca Gloss de Ben Lippmeier es una herramienta educativa excelente. Es una biblioteca para construir programas de tipo gráfico con una API de alto nivel, combinable y expresiva semánticamente.

Creo que Haskell es el mejor entorno para aprender y practicar modelos abstractos de pensamiento que serán útiles en matemáticas, lógica y un entendimiento muy claro del mundo. Verás, no me importa si alguien sale de esta clase encaminado a una carrera de programación de computadoras. Si ellos ya han puesto en su corazón el anhelo por la poesía, espero haber contribuido algo valioso a sus vidas, también.

Las objeciones que he escuchado cuando he discutido el plan con otros se reducen a que Haskell es “difícil”. Me parece que es simplificar mucho las cosas. Si observas las razones por las que Haskell es considerado “difícil”, mucho de eso se reduce a: (a) es diferente de otros lenguajes a los que la gente está acostumbrada; y (b) la gente está haciendo cosas difíciles con ello. Ninguna de las dos aplica en ésta clase.

No es lo mismo que decir que Haskell debería ser la opción de todo mundo. Si buscas enseñar programación a los niños, pienso que la cuestión más importante es evitar la complejidad incidental. Cualquier lenguaje que te permita ir directo al grano de lo que quieres hacer es adecuado. Si no estuviese haciento esto en Haskell, escogería Python. Pero la diversión cuenta, de modo que me quedó con Haskell.

Si aún no te convence, déjame contarte que cuando publicó la invitación en reddit, hubo una discusión muy amplia sobre detalles técnicos, entre ellos porque no eligió Python, o incluso Racket (un derivado de Scheme-Lisp), para el trabajo. Me enganché definitivamente donde plantea que lo que existe para otros lenguajes, requiere más habilidades de programación previas para reutilizar código (algo en lo que se hace particular énfasis en la programación funcional); de modo que no es probablemente lo más adecuado para un cursillo en verdad para chicos.

¿Me sigues leyendo? ¡Entonces comencemos!

En ésta primera lección, Chris (nuestro tutor) está haciendo las presentaciones, entre las participantes, como funciona la computadora y con algunos fundamentos prácticos de escribir código en haskell.

De hecho, podemos ver que los chicos ya están siendo capaces de realizar dibujos *con código*.

Lectores en inglés, pueden leer la relatoría de la primera lección de Chris en su blog.

Traducción al español de la primera lección.

Desde algún lugar a orillas del antiguo Mar interior de México (a unos kilómetros de Texcoco).

En sus marcas, listos…

Estimables personas que nos leen, en breve estaremos compartiendo algunos desarrollos de lo que esbozamos durante el año anterior, fruto de confrontar nuestra ensoñación con lo que hemos aprendido colaborando en el proyecto Fedora y en la discusión con otras posiciones en el movimiento del software libre.

A quienes amablemente nos han expresado sus comentarios, les ofrecemos nuestras disculpas por la ineficiencia para responderles, pero en breve estaremos tratando de resarcir esa indisciplina, con propuestas de colaboración y arreglos para atender sus ideas y propuestas.

Muy pronto, comenzaremos a aplicar algunas propuestas de alfabetización digital con GNU/Linux que no repitan el esquema de capacitación para el trabajo con Güindous / Ofis, tristemente tan llevado casi al pie de la letra por algunas colectividades que esperaríamos que con el mayor conocimiento en pedagogía que tienen podrían conducir con mejores bases una innovación en la educación con software libre para el ámbito popular.

Nosotros no esperamos ser la alternativa a esa corriente que a lo sumo genera altruistamente nuevos trabajadores para multinacionales. Nada más lucharemos por contribuir con lo poquito que vamos aprendiendo, tal vez hasta con la reflexión sobre nuestros fracasos cuando estos se presenten, por falta de experiencia y de lecturas.

Pero no vemos otra manera de adquirir la experiencia que asumiendo riesgos. Y no podemos esperar hasta pasar años en los cubículos académicos para empezar a esbozar como soñamos con ver a nuestra América Latina rompiendo con el atraso a partir de generar su propio lenguaje tecnopolítico desde los mismos barrios y aulas populares (donde hay conciencia de que no basta lo que se aprende en el aula para crear una nueva realidad).

En fin, que esto apenas es una declaración de intenciones, pronto abriremos una cajita de juguetes que esperamos compartir en diversos lugares y llevar al siguiente nivel nuestra lucha por una cultura democrática en el más noble sentido de la palabra (no el que confunde votos manipulados por la televisión y el pésimo sistema de educación básica con consensos sociales), apoyándonos en el software libre y la crítica social como semilla y arado de esta tierra noble pero malquerida.

Descubriendo la potencia de GCompris

Este año, estableceré una relación profunda con GCompris.

Nota: los enlaces de las imágenes, son a las actividades de GCompris, pero empaquetadas para Sugar.

Para aquellos que han leído alguna que otra vez mi blog, sabrán de mi enamoramiento -por decirlo de algún modo- con GCompris, una suite de actividades educativas para niños de 2 años (de verdad) hasta 13-14 (aunque algunas pueden servir para trabajar con alfabetización de adultos también). Y sí, creo es correcto llamarle enamoramiento porque aunque puedo decir maravillas de éste, lo conozco bien poco. Mi hija y yo lo hemos usado principalmente para aprender a usar el teclado, el ratón, aritmética elemental, divisibilidad, etc.; también, con algunos sobrinos y niños que he trabajado hemos constatado que es realmente gratificante resolver algunos problemas de lógica, divertirse con los escenarios, etc.

Pero es hasta que me decido a seguir el consejo de la profesora Iris Fernández, de Gleducar, que empiezo a entender el verdadero potencial, que tengo que liberar, de esta preciosa colección de actividades. (Sin embargo, aún no encuentro el enlace al sitio exacto donde leí este aporte «al viento» de la profesora).

La profesora Fernández, comparte que aunque estas actividades, por lo repetitivas que pueden resultar en determinado momento, parecerían inadecuadas para desarrollar habilidades cognitivas superiores (como sintetizar); resultan sin embargo, perfectamente adecuadas para, entre otros objetivos, ayudar a reducir la ansiedad y la dispersión en niñas y niños con problemas de falta de atención.

Resulta que yo tengo un sobrino, que efectivamente, tiene muchos problemas para concentrarse, para estar, simplemente, relajado, cuando realiza alguna actividad, excepto algunas manualidades como pegar objetos en un patrón, o cosas así. Además de otros signos, que algunos psiquiatras inmediatamente diagnosticarían como «déficit de atención e hiperactividad» procediendo a medicarlo drogarlo con sustancias de efectos similares a la cocaína.

Como carezco de una formación en pedagogía o, datos de estudios con las actividades del GCompris, no tengo de otra sino proceder por ensayo y error. He de decir que aunque apenas voy comenzando a sentarme con mi sobrino, diariamente, a «estudiar» con la actividad Sudoku (disponible aquí para Sugar), los resultados, a unos pocos días, ya comienzan a ser satisfactorios:

  • Progresivamente, se muestra más relajado ante la idea de «estudiar» y al acometer la tarea en sí.
  • Comienza a descubrir patrones en las soluciones, y cada vez le toma menos tiempo resolver el nivel.
  • No lo está haciendo «de memoria», sí hay un patrón que todavía no descubre por completo, pero sí ya comienza a intentar «estrategias».

Mi idea es continuar una y otra vez llevándolo a través de los niveles que ya ha resuelto sin demasiado esfuerzo, antes de pasar a otra actividad, que ya le requiera un mayor dominio de patrones, como la "lluvia de dados": en su primer modalidad sólo cuenta los puntos en un dado; en otra un poco más compleja, tiene que sumar los puntos de dos dados cayendo, como uno de los primeros niveles de TuxMath.

Estos son los pantallazos de éstas dos actividades, puedes hacer click en cada una, para saltar a la página de cada una como actividades para Sugar:

gcompris smallnumbers  gcompris smallnumbers sum

Otro logro importante, es que ya me van a empezar a traer más sobrinas y sobrinos a «regularizar». Ya iré compartiendo sus avances en este blog. Agradeceré también cualquier comentario, crítica o sugerencia.

=-=-=-=-=
Powered by Blogilo

Castillos en el aire… ¿imperios en la nube?

“Si vas a creer todo lo que leas, entonces no leas”
Proverbio japonés

La ingenuidad nunca es buena consejera, ¿cuántos casos conoces de parejas rotas por que no pudieron resistir la etapa del enamoramiento? Aunque a ninguna edad estamos a salvo de la inexperiencia, se presume que las personas en la flor de la edad, son más susceptibles de tales decepciones.

En cierto modo, puede decirse que aún estamos en pañales en el tránsito hacia la sociedad de la información, donde supuestamente cada ciudadano tendría acceso a la cultura y el conocimiento, facilitando una sociedad más abierta y democrática, e individuos más libres. Es decir, libres no sólo de comprar lo que el mercado ofrece, si son capaces de vender su fuerza de trabajo, sino también y sobre todo, vivir libres de temor de sufrir arbitrariedades a manos de dirigentes corruptos y falaces.

Si bien hoy en día internet es accesible a unas mil millones de personas, es preciso que desterremos la ilusión de que todos gozamos de los mismos derechos y prerrogativas en esta nueva realidad.

Ilusiones, castillos en el aire, ignorancia ¿voluntaria?.

“Sólo la verdad los hará libres” dijo hace ya 20 siglos nuestro señor Jesucristo (para quienes somos creyentes). Pero como él mismo denunció: muchos le tenemos cerca de los labios y lejos del corazón, y no sólo preservamos como tesoros preciadísimos, mentiras como las que desfiguran la Navidad para conveniencia de los fabricantes de juguetes, que bombardean por televisión a los niños a toda hora, al más puro estilo de una guerra de cuarta generación para reclutarlos en los ejércitos de depredadores de la tierra. También nos encanta como adultos “hacernos ilusiones” de que gozamos de un estatus social a través de la posesión de ciertos símbolos.

El “mundo maravilloso” ¿de 1984?

La relativa facilidad de acceso a ciertos servicios en internet, por ejemplo el correo electrónico, redes sociales, microblog, etc. ha creado la ilusión de que “vivimos en un mundo maravilloso” donde aparentemente cualquiera tiene libertad de decir lo que piensa, de comunicarse con amigos, familia y colaboradores y aprender incluso de fuentes siempre crecientes de conocimiento y cultura.

En principio sí, los estándares abiertos en comunicaciones, y el desarrollo del software libre, han hecho posible la existencia misma de empresas como Google, o incluso la mayor operación de espionaje en la historia de la humanidad: Facebook. También, claro, miríadas de iniciativas ciudadanas de acceso a la informacion y al conocimiento como derechos humanos, que nos permiten empoderarnos hasta cierto punto y efectivamente no sólo quejarnos, sino actuar en consecuencia de nuestros ideales.

Y hasta a veces pareciera que las corporaciones con rostro humano, nos hacen más fácil la vida a todos, y que podemos confiarles hasta nuestra vida privada. Pero la realidad es bien distinta, digámoslo en pocas palabras.

En internet, los usuarios no tienen derechos

Como ha demostrado el caso de WikiLeaks. Lo que hacemos en la red, lo hacemos mientras nos lo permiten.
Richard Stallman en The Guardian

La situación de quienes intentan mantener aún una simple página web o blog, nos dice Stallman: “Es como si todos viviéramos en habitaciones alquiladas y los dueños pudieran desahuciarnos en cualquier momento.” Las compañías a las que adquieres el dominio de tu página (y casi siempre el hospedaje también), pueden recibir en cualquier momento presiones y sin mediar proceso alguno, te quitan tu página sin ofrecerte respaldos al menos. Siguiendo la analogía de Stallman, es como si te impidiesen además recuperar tus muebles y todas tus pertenencias.

Pero es aún peor: las corporaciones como Amazon se dan el lujo de borrar libros (que ya les pagaste) por cualquier razón que les venga en gana. Irónicamente el primer caso de un libro borrado por Amazon fue 1984, de George Orwell. Apenas mencionemos que con la restricción de derechos digitales (DRM) no puedes regalar, ni prestar, ni revender un libro electrónico que ya hayas pagado.

En la realidad de internet, tampoco eres libre de recibir donaciones (por poca que sea la monta) anónimamente, ni hacer donaciones anónimas tampoco. El Ministerio de la Verdad sí existe y es un monstruo de muchas cabezas que incluyen a Google, Zuckerberg y fans, Amazon; Mastercard, Visa y Bank of America; y por supuesto el criminal Estado que se retrata a sí mismo en los cables filtrados por Wikileaks.

La lucha sigue

En fin, que la ingenuidad seguirá haciendo presa de gente como los usuarios de Del.icio.us, la mayoría migrando a otros servicios, en lugar de colaborar en crear alternativas propias, que les permitan seguir conectados y compartir con quienes quieran, algo como lo que ha hecho posible Status.Net. Y lo mismo tendrán que aprender los fans de Jolicloud y Google Chrome OS; bueno, lamentablemente no será así: la cuarta guerra mundial nos bombardea constantemente para mantener apagada nuestra capacidad crítica; y de ahí muchos seguirán con sus ilusiones de que vivimos en un mundo maravilloso, pese a todos los indicios en contra.

Y pese a ello, seguiremos escribiendo, abriendo secretos, pensando juntos, cambiando nuestro conocimiento mediatizado por las corporaciones, por conocimiento derivado del diálogo entre iguales. Seguiremos buscando la Verdad, la Libertad.

Es preciso cambiar el mundo,

GNU: 27 años de derecho al conocimiento

Texto original propuesto para la introducción al curso “Instalar no es suficiente” (introducción práctica a GNU/Linux) en Edusol 2010 “Bienes Comunes”

En el tiempo que nos toca vivir, ya no podemos conformarnos con los conocimientos que hemos adquirido en las aulas o en la vida, el mundo avanza mucho más rápido de lo que es posible seguir los cambios y una fuerza importante de este cambio acelerado (que afecta todas las áreas de la vida y aún zonas alejadísimas de las ciudades), son las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

A finales de la década de 1970 se empezó a imponer en la industria del software una tendencia de ocultar el código de los programas con que las computadoras funcionan, a los usuarios y a posibles competidores. Algunas corporaciones han privado a la gente del derecho al conocimiento1 de como funcionan las tecnologías sobre las cuales podemos comunicarnos y compartir conocimientos, opiniones y cultura en general. Así ha sido la sombra que el software privativo ha extendido sobre la educación, la cultura y el conocimiento, pero sólo en las tecnologías que pudieron controlar, porque pese al modelo de negocios basado en imponer la ignorancia a los usuarios, las tecnologías sobre las que se ha construido Internet y las telecomunicaciones en general, siempre han sido protocolos abiertos y estudiados por decenas de miles de científicos e ingenieros en todo el mundo.

No podía ser de otra manera, ya que de haberse logrado imponer un sólo fabricante (o un grupo de estos) al conjunto de la actividad humana de comunicar e investigar2, hoy seríamos incapaces de transmitir noticias a la velocidad de la luz a otras partes, o enlazar investigadores a miles de kilómetros de distancia y hasta auxiliar en salvar vidas en eventos como el devastador terremoto en Haití3.

Sin embargo durante muchos años la inmensa mayoría de los usuarios que no poseemos avanzados conocimientos técnicos, nos vimos sometidos a usar la “caja negra” de la que no podíamos entender nada, ni elegir como debería funcionar en lo más mínimo, siempre a las disposiciones de un puñado de transnacionales. Pero hace 27 años, un hacker del MIT llamado Richard Stallman publicó el Manifiesto GNU4 en que confrontó a los productores de ignorancia, que amenzaban los derechos de la sociedad civil y llamó a otros a unirse a su esfuerzo con estas palabras:

Por qué debo escribir GNU

Considero que la regla de oro me obliga a que si me gusta un programa lo deba compartir con otra gente a quien le guste. Los vendedores de software quieren dividir a los usuarios y conquistarlos, haciendo que cada usuario acuerde no compartir su software con otros. Yo rehuso a romper mi solidaridad con otros usuarios de esta manera. (extracto)

Así iniciaría una rebelión en el ámbito de los productores del conocimiento informático, en primer lugar (o mejor dicho se retomaría el avance de la investigación abierta que estaba contra la pared), pero que llegaría a abarcar todas las áreas de la cultura, y que se sigue extendiendo imparablemente gracias a las comunidades que nos hemos unido para terminar con el paradigma de que la mayoría debemos ser tan sólo consumidores tontos y que debemos permitir a unos pocos que diseñen lo que podemos conocer y lo que no.

Ahora, estás a punto de iniciar un camino de descubrimiento que sólo tú decides hasta donde te llevará. No necesitas convertirte en programador para compartir el conocimiento con tus vecinos, tus amigos, compañeros de trabajo o familia. Pero si quieres, podrás intentarlo acercándote a las comunidades de gente que está dispuesta a compartir ese conocimiento. Puedes contribuir de muchas otras formas, enseñando a otros a usar las herramientas que tú mismo estás a punto de apropiarte, mejorando estos textos y ayudas si no te parecen suficientes o con el tiempo se quedan obsoletas. Podrás copiar cuantas veces quieras este material y los programas que vamos a compartir, porque los autores de estos textos y los diseñadores de esos programas, te confieren explícitamente esos derechos, mientras tú, en reciprocidad, no retires esos mismos derechos a la gente a quien tú retransmitas este conocimiento.

Un momento de reflexión

¿Puedes percibir lo que estamos compartiendo contigo? Deténte a pensar unos minutos y luego cuéntanos ¿hasta que punto estarías dispuesto a compartir con otros, algo que has recibido en forma totalmente altruista, y que no se te va a acabar por pasarlo a cuanta gente quieras? ¿En cuánto valoras la solidaridad y sobre todo, tu libertad?

  1. 1. La declaración Universal de los derechos humanos, en su artículo número 19, comúnmente conocido como Libertad de expresión, añade: este derecho incluye […]el de investigar y recibir informaciones[…] y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.Fuente
  2. 2. De nueva cuenta, te remitimos a interpretar a profundidad el Art.19 ¿estás de acuerdo en que es el único que admite el derecho al conocimiento?
  3. 3. BBC Mundo: Ciencia y Tecnología – La tecnología al alcance de Haití
  4. 4. Manifiesto GNU