Descubriendo la potencia de GCompris

Este año, estableceré una relación profunda con GCompris.

Nota: los enlaces de las imágenes, son a las actividades de GCompris, pero empaquetadas para Sugar.

Para aquellos que han leído alguna que otra vez mi blog, sabrán de mi enamoramiento -por decirlo de algún modo- con GCompris, una suite de actividades educativas para niños de 2 años (de verdad) hasta 13-14 (aunque algunas pueden servir para trabajar con alfabetización de adultos también). Y sí, creo es correcto llamarle enamoramiento porque aunque puedo decir maravillas de éste, lo conozco bien poco. Mi hija y yo lo hemos usado principalmente para aprender a usar el teclado, el ratón, aritmética elemental, divisibilidad, etc.; también, con algunos sobrinos y niños que he trabajado hemos constatado que es realmente gratificante resolver algunos problemas de lógica, divertirse con los escenarios, etc.

Pero es hasta que me decido a seguir el consejo de la profesora Iris Fernández, de Gleducar, que empiezo a entender el verdadero potencial, que tengo que liberar, de esta preciosa colección de actividades. (Sin embargo, aún no encuentro el enlace al sitio exacto donde leí este aporte «al viento» de la profesora).

La profesora Fernández, comparte que aunque estas actividades, por lo repetitivas que pueden resultar en determinado momento, parecerían inadecuadas para desarrollar habilidades cognitivas superiores (como sintetizar); resultan sin embargo, perfectamente adecuadas para, entre otros objetivos, ayudar a reducir la ansiedad y la dispersión en niñas y niños con problemas de falta de atención.

Resulta que yo tengo un sobrino, que efectivamente, tiene muchos problemas para concentrarse, para estar, simplemente, relajado, cuando realiza alguna actividad, excepto algunas manualidades como pegar objetos en un patrón, o cosas así. Además de otros signos, que algunos psiquiatras inmediatamente diagnosticarían como «déficit de atención e hiperactividad» procediendo a medicarlo drogarlo con sustancias de efectos similares a la cocaína.

Como carezco de una formación en pedagogía o, datos de estudios con las actividades del GCompris, no tengo de otra sino proceder por ensayo y error. He de decir que aunque apenas voy comenzando a sentarme con mi sobrino, diariamente, a «estudiar» con la actividad Sudoku (disponible aquí para Sugar), los resultados, a unos pocos días, ya comienzan a ser satisfactorios:

  • Progresivamente, se muestra más relajado ante la idea de «estudiar» y al acometer la tarea en sí.
  • Comienza a descubrir patrones en las soluciones, y cada vez le toma menos tiempo resolver el nivel.
  • No lo está haciendo «de memoria», sí hay un patrón que todavía no descubre por completo, pero sí ya comienza a intentar «estrategias».

Mi idea es continuar una y otra vez llevándolo a través de los niveles que ya ha resuelto sin demasiado esfuerzo, antes de pasar a otra actividad, que ya le requiera un mayor dominio de patrones, como la "lluvia de dados": en su primer modalidad sólo cuenta los puntos en un dado; en otra un poco más compleja, tiene que sumar los puntos de dos dados cayendo, como uno de los primeros niveles de TuxMath.

Estos son los pantallazos de éstas dos actividades, puedes hacer click en cada una, para saltar a la página de cada una como actividades para Sugar:

gcompris smallnumbers  gcompris smallnumbers sum

Otro logro importante, es que ya me van a empezar a traer más sobrinas y sobrinos a «regularizar». Ya iré compartiendo sus avances en este blog. Agradeceré también cualquier comentario, crítica o sugerencia.

=-=-=-=-=
Powered by Blogilo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s