Cómo descubrí Squeak/Etoys

Intégrate al grupo de autoformación en Squeak/Etoys, ahora en plataforma Moodle con el patrocinio de nuestra compañera Iris Fernández. (Maryel will be proud)

Mi experiencia con Squeak se remonta a apenas el año pasado, buscando recursos interactivos para trabajar con mis estudiantes de primaria. Ya utilizaba GCompris y siempre me ha gustado plantearles retos a sus conceptos ya asumidos como válidos (como que las computadoras son inteligentes cuando en realidad sólo son robots insensibles). Ni que decir que un maestro que les permita jugar aunque sea con el TuxMath ya les parecía una idea revolucionaria (sí, está terrible la falta de estrategias siquiera para motivar a las jóvenes mentes a querer aprender). El software libre como concepto de compartir también les encantó, les fascinó que no tengas que copiar ilegalmente programas pues hay quien comparte su trabajo más por vocación que con afán de lucro y algunos incluso pudieron asomarse más a la idea de los bienes comunes de conocimiento.

Sin embargo no estaba satisfecho, yo sabía que debería haber algo más, ya había leído por ahí librillos de enseñar a los chicos programación con Python (llegué a ellos primero sabiendo que GCompris está programado en Python). Pero pues no es tan sencillo como pensaba y no tenemos el tiempo suficiente en clase para permitirles explorar al punto en que quieran explorar por cuenta propia.

Entonces encontré Squeak, que me fascinó todavía más por la sencillez en que mediante bloquecillos pueden componerse scripts (algo que perfecciona después Scratch, pero sacrifica parte de la flexibilidad por bajar la curva de aprendizaje) y que podemos ver y cambiar en vivo el comportamiento de los objetos y que además pueden crearse y hasta importarse, reusando así productos de trabajo de otros proyectos incluso de otros alumnos. Ello sin ocultar (para los más curiosos ¿futuros hackers?) el código subyacente además en una de las sintaxis y paradigmas de programación más en armonía con la manera en que ya funcionamos las personas, mediante el envío de mensajes y de acuerdo a su programación interna, cada objeto respondiendo a estos.

Desgraciadamente por intervenciones necesarias a la infraestructura escolar primero, y luego por un desdén absoluto a la educación de las niñas y los niños con TIC por parte de la escuela, no he podido aplicar mucho de estas ideas al trabajo con mis grupos. En México no existe un programa de integración de las TIC a la docencia, es utilizada la introducción de esta tecnología, en medio de una gran corrupción a todos los niveles de gobierno, para obtener otros recursos con la pantalla del equipamiento de las escuelas, pero sin apoyos para la conectividad de los laboratorios, ni mucho menos capacitación al conjunto del plantel docente.

Volviendo a la parte positiva ¿por qué no empezamos conociendo Squeak/Etoys, y la herramienta de batalla, los halos, con el propio tutorial que incluye la galería de ejemplos? Sugiero el del gatito que tiene que escapar de un castillo, muy divertido además.

Con mis mejores deseos para todas y todos.

Tezcatl Franco

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s