Entrevista a promotor Zapatista de educación

Quiero destacar de esta entrevista los siguientes puntos:

Ideas cardinales:

La palabra perseguida

Alegría en resistencia

Educación política, primero con filosofía
Un modelo que no se sigue por obligación
Aquí se enseña aprendiendo y se educa produciendo

Bombardeando las desigualdades. (¿Edupunk?)

No se etiqueta a los alumnos, así todos cooperan
Preguntando y aprendiendo
Acompañando que vamos por el mismo rumbo
El lenguaje {construye,destruye} actitudes y metas
Apropiándonos de los libros, no al revés
El ciudadano aprende del campesino

Frases sueltas que dan cada una para una investigación aparte:
La historia oficial siempre oculta la verdad
Esto y no otra cosa es educación para la paz:La Educación Escolar no es ajena a las luchas del pueblo
…amor a la patria Mexicana…concienca de la solidaridad con todos los pueblos del mundo
Solidarízate con el SERAZ-LN

Entrevista a un Promotor de Educación de la Zona Rebelde Autónoma de Oventik

Entrevista realizada por V.M.,miembro del Workers Solidarity Movement de Irlanda: www.wsm.ie

Morelia, Chiapas (México) a 25 de julio de 2007

Esta entrevista se realizó de manera informal en la comunidad zapatista autónoma y rebelde de Morelia, en uno de los comedores del recinto habilitado para el II Encuentro entre los Pueblos Zapatistas y los Pueblos del Mundo que allí se celebró. El Promotor de Educación entrevistado, Don A. (su identidad no se puede revelar por motivos de seguridad), es un antiguo profesor del sistema educativo nacional de alrededor de 70 años (tampoco nos quiso desvelar su edad real…). Su humildad está reflejada en sus palabras y es fácil de ver, pero debo añadir que además su carisma y su emoción al expresarlas me ponían los pelos de punta.

Valga esta introducción para que conste que para mí personalmente realizar esta entrevista fue un honor y resultó ser uno de los mejores momentos de los Encuentros. Hablando de su vida aparte de la entrevista llegué a conocer más detalles de su entrega por los movimientos populares. Don A. fue parte de los movimientos sindicalistas de profesores de los años 1950, 60 y 70 – incluyendo la matanza de la Plaza de Tlatelolco, Ciudad de México, en donde en 1968 el gobierno acribilló a balazos a cientos de manifestantes -. Formó parte de la CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación), sindicato democrático de profesores que resultó de la escisión del corrupto y sumamente jerarquizado SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación) y formó parte de otros movimientos (secretos…) más revolucionarios que le llevaron a Cuba a conocer al mismísimo
Che Guevara y a la cúpula militar del Estado Cubano que había derrocado a Fulgencio Batista años antes.

Me gustaría agradecer de manera especial a Lucero Mendiazabal, del CMR (Colectivo de Mexicanos en Resistencia de Barcelona), por su ayuda en la elaboración de las preguntas y por presentarme a Don A. y darme la posibilidad de realizar esta entrevista.

P: ¿Hay cohesión dentro de los contenidos de las materias que se imparten en los caracoles? ¿Por ejemplo, se enseñan las mismas cosas en los diferentes caracoles en relación a la historia o a la política?

R: Generalmente se enseña en primer lugar la historia de cada comunidad después de consultar a los más mayores, después la historia del municipio y por último la del estado, el país, el continente y la universal. Se hace mucho hincapié en que los niños conozcan la historia de su comunidad, del paraje del cual proceden. Suelen ser historias que no aparecen en los libros de texto porque son muy particulares. Además, la historia oficial siempre deja fuera algunas cosas que no se quiere que el pueblo sepa.

En cuanto a la parte política, se enseña a los jóvenes la filosofía del movimiento zapatista. Se les explica con palabras sencillas y en su propio idioma todas las consignas zapatistas como la de mandar obedeciendo. En Oventik usamos español y tzoztil en las clases. También se hace una crítica de la situación actual. ¿Por qué son tan pobres? ¿a qué se debe?

P: Entonces, ¿hay unidad?

R: No estoy seguro de que haya unidad en todos los caracoles porque la gente misma varía dependiendo de la zona y el clima al igual que las condiciones en general. Además, cada caracol tiene sus problemas, como aquí por ejemplo en Morelia donde la situación con los paramilitares es más delicada, con agresiones ocasionales, mientras que en Oventik, aunque también existe el problema no es tan pronunciado.

P: Sí, por ejemplo, aquí hemos oído el caso del municipio de Lucio Cabañas donde hace dos meses o así los paramilitares amenazaron a la población, ¿verdad?

Bueno, yo en realidad no conozco mucho esta zona Norte. Yo puedo hablar más del Caracol II, Oventik. Pero sí es verdad que por la información que nos llega hay conflictos en la zona.

P: Pero en Oventik hace ya tiempo que no ocurre nada parecido con paramilitares, ¿verdad?

R: Los paramilitares de vez en cuando nos amenazan, sobre todo cuando el tiempo está revuelto, con lluvia por ejemplo. Aprovecha para aparecer y hacen que toda la gente se reúna en un mismo lugar. Lo que la gente hace es abandonar el caracol si hace falta y refugiarse en sitios específicos que existen para tales efectos en la montaña y que nos se dan a conocer a cualquiera.

P: ¿Para Ud., qué hace que el proyecto de educación zapatista sea diferente del nacional? ¿Cuáles son las principales características que hacen a este proyecto único?

R: Aquí se usan ideas de pedagogos como Pablo Freire, de Brasil. Bueno, en realidad, algunos promotores de educación han leído sus ideas y las aplican aunque sea inconscientemente. No se sigue su modelo por obligación. Se trata de concienciar a los niños, no sólo de enseñarles algo. Así, además de enseñarles algo se les hace conscientes de el por qué de la lucha, de su situación económica, social y política. En ese sentido, se asemeja al pensamiento de Pablo Freire. Me atrevería a decir que la utopía, que normalmente sólo es un sueño inalcanzable en muchos casos, se está haciendo realidad en esta zona zapatista en todos los diferentes proyectos (educación, salud, autonomía en general, etc…)

P: Esa era de hecho mi siguiente pregunta. Si aplicaban conocimientos de pedagogía libertaria del tipo Pablo Freire o similar.

R: En realidad, hay coincidencias pero nunca les decimos a los niños por ejemplo, que estamos usando un modelo en particular o nos ponemos a hablar de Pablo Freire o de otros pedagogos. A los promotores de educación lo que más nos interesa es que los niños sean conscientes de su situación y libres. Además se les respeta su forma de vestirse y de expresarse. No hacemos distinciones entre alumnos que saben más y alumnos que saben menos, ni entre listos y tontos. Tampoco existe el individualismo, es una educación colectiva. No se busca la superación personal de los alumnos como individuos si no la superación como colectivo. Entonces, los chicos que tienen más habilidades para el estudio se sienten obligados a compartirlas con los demás. No hay concursos, ni competiciones para ver quien hace mejor un determinado trabajo. Eso no existe aquí.

P: Entonces, diría que se evita la competitividad y se promueve más el compartir y la solidaridad…

R: Sí, exactamente.

P: Aparte del problema económico por falta de recursos, ¿cuáles son los principales problemas que afronta el proyecto educativo zapatista?

R: Hay muchos problemas. El mayor es la inseguridad y la desconfianza que provocan el miedo de saber que en cualquier momento pueden entrar los paramilitares. Es una amenaza constante.

Otro problema es que los mismos promotores van aprendiendo en el camino y no tienen especialidades ni poseen técnicas pedagógicas. Todo lo aprenden sobre la marcha y van preguntando y aprendiendo.

P: Esa también era de hecho la respuesta a otra pregunta. ¿Qué tipo de formación tienen los promotores de educación?

R: En cuanto al Caracol de Oventik, por ejemplo, ahí se construyó la Escuela Secundaria con la finalidad de formar a promotores de educación. Se le puso ese nombre por “usos y costumbres”. Habían otras personas que preferían el nombre de “Centro Cultural de Aprendizaje para Promotores” o algo así, pero como la mayoría sabía que después de la Primaria venía la Secundaria, pues se dejó ese nombre. Sin embargo, la finalidad de esa Escuela Secundaria es la de preparar promotores. En un principio, sólo era para preparar Promotores de Educación pero ahora ya se forma también a Promotores de Salud, de Cooperativas, de Comunicación, etc…

P: ¿Es una formación destinada a la autonomía? ¿Entra dentro de ese círculo?

R: Sí, exacto.

P: También tengo entendido que en ocasiones reciben ayuda externa para formarse, como he oído de una voluntaria que va a la zona de “La Garrucha” durante una semana o así cada tres meses con el fin de ayudar a los promotores, ¿verdad?

R: Sí, en Oventik hemos tenido lo que nosotros llamamos “acompañantes”. No se les llama asesores de educación porque tenemos la idea de que aquí no hay nadie que sepa mucho, ni nadie que no sepa nada. Durante este acompañamiento se ayudan mutuamente el promotor y el acompañante. Me parece una idea más democrática donde no hay niveles: este es el que sabe y este el que no sabe. Nadie enseña a nadie, si no que se comparten los conocimientos.

P: Me he dado cuenta de que Uds. los zapatistas tienen mucho cuidado a la hora de usar sus palabras, por ejemplo con el uso del nombre de promotor en vez de profesor o ahora mismo con la definición de “acompañante”.

R: Sí, se pone énfasis en que no existan jerarquías y en que la gente sea más o menos igual.

P: O sea, el lenguaje ayuda a conseguir esa horizontalidad del sistema?

R: Sí, por ejemplo, los niños siempre se refieren al promotor por su nombre y no le llaman ni maestro ni profesor al igual que a ellos nunca se les llama alumnos. Se establece una relación más personal, como entre amigos donde el promotor no ve a los niños como a unos ignorantes sino como a unos compañeros que necesitan ayuda para realizar unos estudios.

P: ¿Cuántos años lleva Ud. en este proyecto?

R: Yo llegué a Oventik en abril de 2001, ya hace más de seis años. Fue en 2002 cuando me aceptaron como promotor de educación. Un tiempo antes estuve en la biblioteca de la escuela, la cual fue como una cosa nueva para las comunidades, no conocían lo que era un libro. Son cosas nuevas para ellos que ni se imaginaban que existían pero que las están asimilando: las bibliotecas, los ordenadores, Internet, etc. Incluso los libros para ellos antes de esta experiencia eran solo objetos. Ahora ya saben que los libros tienen un propósito, con un autor, un índice, etc. Los analizan y los conocen. Cuesta mucho trabajo porque no es fácil.

P: Me imagino que tendrán mucho cuidado en la selección de libros en la biblioteca y que no usan libros de texto del estado.

R: De hecho, sí se usan libros editados por el estado pero no como libros de texto sino como referencia o consulta de apoyo. Por ejemplo, para la consulta de biografías o para localizar puntos geográficos.

P: Ya que dice que todo el mundo aprende, ¿Ud. después de estos años que ha aprendido? ¿Qué le ha aportado esta experiencia?

A mi me ha aportado mucho. Yo cuando llegué aquí tenía la idea burguesa de la ciudad de que iba yo a venir a enseñar o a compartir mis conocimientos y resultó ser al revés. Yo soy el que más ha aprendido, no solo a nivel educativo si no de la vida: de la vida colectiva, de la organización que tienen. Para mi es una experiencia muy buena y por es sigo aquí. Estoy viviendo y disfrutando de mis últimos años con gusto. No esperando allí en la ciudad con ciertas comodidades.

P: Diría que en la ciudad hay más alienación y aquí hay más sentimiento de familia y comunidad, en el mundo rural.

R: Si, claro, todo eso. Además hay mucho respeto. Como dijo Eduardo Galeano una vez: “los zapatistas son los hombres y mujeres que me han ayudado a crecer”. Eso mismo lo digo yo también. Me han ayudado a crecer y a tener esa tranquilidad que te da el ser útil. Me siento útil. Me siento útil y contento de estar aquí.


P: ¿Y qué es lo que más le llena de satisfacción después de tantos años? ¿El progreso de algún estudiante?

R: bueno, satisfecho a nivel personal no diría. Me siento satisfecho de estar cooperando y de que algun@s compañer@s que ya han pasado por la Secundaria formen parte de algunas autoridades o ya sean promotores/as. Personas que hace solo tres o cuatro años estaban en la Secundaria y ahora veo en sus comunidades como promotores o como parte del Consejo o de alguna Autoridad. Eso da gusto porque ves que aprenden muy rápido y día a día con una facilidad increíble. Siento verdadera admiración por ellos y me siento satisfecho de haber sido testigo de estos avances.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s